ínimo elocedario breviado
 .
Veladicto:  Aquel que para satisfacer su vicio llega a grabar dos programas de LA VELA y los pone el sábado y el domingo. 
Velocutor: Extraño ser que cada noche se prende frente a un micrófono, o se prende a un micrófono. 
Desvelado: Dícese del veladicto que si por alguna razón no pudo escuchar LA VELA, pierde totalmente el sueño. 
Velódromo: Lugar al que los velocutores acuden para correr. Por ampliación, cualquier calle por donde va un velocutor al que se le hace tarde para el programa. 
Velocípedo:  Velocutor o veladicto que alcanza un estado de embriaguez demasiado rápido. 
Novelista:  Aquel que por su afición a la lectura no escucha LA VELA
Telenovela:  Quien prefiere idiotizarse con la televisión y no con cierto programa de la radio. 
Velocirraptor: Dícese del comando o veladicto solitario que secuestra en forma vertiginosa a un velocutor. 
Velear:  Navegar por la vida ayudado o impedido por los conceptos y la música que el veladicto oyó en LA VELA
Velador: El que, cuando LA VELA cambió de horario, nos escuchó en ambos. 
Pasar la 
noche en vela: 
Enfermedad que se manifiesta por un insomnio lleno de voces mezcladas que dicen "este es el momento de elevar hasta 10 si no le gustó el programa" y otros alucines veleros.
Velada:  Programa de LA VELA que sólo se puede tragar con ayuda de una cerveza bien fría. 
Velorio: Segmento de LA VELA en el que se cuentan chistes con mucha seriedad. 
Veleidoso: El que sólo escucha o llama a LA VELA por capricho y de manera inconstante. 
Velero:  El que desafía con éxito las olas que a veces se producen en LA VELA
Velado: Dícese del cerebro de algunos veladictos tras ser expuestos a la brillante luz de LA VELA (según los velocutores) 
Corramos
un velo: 
Frase de pudor usual en LA VELA cuando aparece el tema Madalaifas o algún otro tema comprometedor. 
Velocista:  Aquel veladicto que llama en cuanto escucha la entrada del programa para opinar sobre algún tema. 
Veleta: Dícese de los temas de LA VELA por su calidad de cambiantes.
No tener vela 
en el entierro:
Acto de respeto al no llevar ni siquiera una radio de walkman a momento tan doloroso, aunque LA VELA esté al aire
Belicoso:  Dícese de la persona que se pone muy agresiva por no escuchar el programa de LA VELA.
Contrib. de Rafael Campos
Vívela:
palabra que suelen usar los veladictos después de haber ido a la
cabina a ver el programa, o después de una reunión de LA VELA
Contrib. de Myrna Torres
Velanauta:
Dícese de un extraño especimen localizado solo cuando LA VELA se enciende en Internet, o en su defecto pegado a Internet todo el día. Aunque tambien pude ser identificado en las reuniones escribiendo en papelitos para no sentirse desencanchado. Esta especie se encuentra en peligro de extinción. 
Contrib. del Asombroso Alex
Velatorio:
Ultima vela recibida en el programa por un veladicto, al enterarse que no podrá escucharla más
Contrib. de Genoveva Alejo
Velamen:
Un seminarista veladicto
Contrib. de Vero
Manivela:
Un velanauta que gusta de hacer artesanía
Contrib. de Vero
Velocidad:

rápidez con la que un veladicto o ente, recorre cierta distancia en determinado tiempo, con el propósito de llegar a encender su radio y escuchar su programa de la Vela.

Contrib. de Miriam Fabiola Fabela Morón
Velitis:

Enfermedad que se manifiesta por la culpa de no haber podido escuchar o llamar a la vela durante varios días

Contrib. de Claudia Isabel González

Veliz:
Estado anímico del veladicto cuando se ecuentra alegre por escuchar la vela
Contrib. de Miriam Fabiola Fabela Morón
isaVELAcatolica:
Mujer extremadamente religiosa, cuyos cultos y rituales los ofrece a los conductores de la vela y al programa
Contrib. de Miriam Fabiola Fabela Morón
Velo:
Desígnese a la tela con la cual, los veladictos cubren su radio despues de escuchar su programa de la vela.
Contrib. de Perla

Palabra para el Velocedario 

Tu nombre 

Tu dirección de correo electrónico 

Tu palabra y su definición

regresar arriba 
© 2008, La Vela, Disenado por Enrique Herranz y Styx